Entradas del foro

mamaypedagoga
28 ene 2019
In La Vida con HDC
Aurora nació el 1 de julio de 2018 en el Materno Infantil de Las Palmas de Gran Canaria. Tenerla entre mis brazos por primera vez fue el mejor regalo, es inexplicable definir esa sensación al dar vida. Mi embarazo fue feliz, no tuvo complicaciones muy graves, salvo lo común en un embarazo por lo que el diagnóstico de HDC nos sorprendió. Nos asusto, lo primero que nos trasladaron los pediatras de urgencia fue una sensación de pérdida antes sin apenas haberla podido abrazar y besar. Mi hija, de 2,790 y de 49 cm estaba rodeada de tubos y de máquinas. Me sentí la peor mamá del mundo. Pasadas unas angustiosas horas nos comunican que dos días después tendría lugar su operación, para corregir el defecto en su diafragma. Fue muy duro ver partir a mi niña en una incubadora, llena de agujas, tubos y máquinas ayudándola a respirar ir camino a un quirófano con apenas 3 días de vida. Pasadas unas cuatro horas, nos comunican que todo ha ido bien y que ahora todo dependerá de la evolución y de cómo acontecieran los días. Milagrosamente, una semana después empezó a respirar por ella misma, se alimentaba de mi leche sin mayor problema. La evolución de Aurora iba lenta pero segura. Pasados diecisiete días se nos da el alta. Por fin podíamos salir de aquellas cuatro paredes frías y empezar nuestra vida con nuestra guerrera. Lo recuerdo con tanto dolor que aún se me llenan los ojos de lágrimas al recordarlo. Cuando veo su cicatriz me cuesta mantener la mirada en ella, me da aún mucha tristeza. Pero, a pesar de todo esto, ella me enseña el valor que tiene la vida, me ayuda a disfrutarla y sobre todo nos ha dado una lección de superación empezando por mi y siguiendo por su familia.
1
0
84
mamaypedagoga
Más opciones